Mantener en buen estado un toldo, puede ser una tarea fácil, sin embargo, hay ciertos percances que estropear ese lindo toldo decorativo. La lluvia, es uno de esos elementos que puede dañarlos y es que, al tener toldos mojados, hay más riesgos de dañarse por completo.

Existe una larga lista de empresas dedicada a la venta e instalación de toldos en casas o locales comerciales, pero, lo importante es saber si estas compañías también ofrecen servicio de mantenimiento o asesoramiento, para alargar la vida de tu toldo.

En épocas de lluvias, mas o menos, en abril, estas empresas empiezan a recibir llamadas de sus clientes para saber cómo tratar a su toldo, ante una tormenta. Además, no solo esta expuesto a la lluvia, ya que, esta es una época de sol, que también es un factor dañino para un toldo.

 

Depender del clima para cuidar un toldo: toldos mojados

En ocasiones, nos molesta ver que no pudimos guardar a tiempo nuestro toldo a tiempo, pero, la realidad es que los cambios de tiempo no los podemos controlar. Ya que, es muy variado y realmente, piensas que ese clima estará así por el resto del día, no obstante, la realidad es otra.

En estos casos, una opción muy viable es mantener el toldo recogido al despertar y con la suerte de que, aún estés a tiempo de llegar antes de que llegue una tormenta. Pero como todo puede pasar, puedes no llegar a tiempo y encontrar tus toldos mojados.

Es normal que esto suceda, pues, si hacemos referencia a la inestabilidad climatológica que hay, puede ser una sorpresa o estar fuera de casa y que haya llegado la lluvia de repente. Lo importante es que debes seguir ciertas recomendaciones antes de guardar tus toldos mojados.

Toldos mojados

¿Cómo tratar los toldos mojados?

Cuando adquieres un toldo, debes saber que no solo importa su tamaño, forma o su material, el mantenimiento es algo fundamental para que pueda durar mucho tiempo. En épocas de tormentas, un toldo puede mojarse, pero debes tener cuidado al guardarlo.

Antes de recogerlo, debes esperar que su tejido sea tela, lona, etc., esté lo más seco posible. Lo que sucede es que, si un toldo mojado se guarda, su tejido tiende a desarrollar hongos o moho, lo que con el tiempo hará desteñir tu toldo por los efectos de la humedad.

Otro dato importante es que, debes secar los herrajes con un trapo y evitarás que se cristalicen. Lo ideal es que, cuando ya esté completamente seco, lo enrolles y lo guardes en un lugar fresco.

Recuerda que el principal factor de daño para un toldo es la humedad.

No enrolles el toldo cuando esté mojado ya que es probable que se forme moho en la superficie. Debes dejarlo sacar al aire libre.

 

Recomendaciones para mantener tu toldo en buen estado en invierno

Cuando llega la época de invierno, tras el verano, probablemente tu toldo está totalmente seco, pero, puede que no y este húmedo. En el caso de que tu toldo no esta completamente seco, debes esperar que se seque.

Puede que el clima este acompañado de fuertes ráfagas de viento, lo que debes aprovecharlas para secar tu toldo. También si está sucio y deseas guardarlo, debes hacerle limpieza antes de recogerlo con una aspiradora (si su cubierta es lona) o con un trapito húmedo.

En cualquier ocasión de verano o invierno, seguramente necesites un toldo para estar en la terraza o en el patio de tu casa. Por eso, un toldo es una opción viable para protegerte del sol y la lluvia, pero debes tener en cuenta que, su mantenimiento también es importante.

Una manera muy eficaz de mantener tu toldo y alargar su vida, es limpiarlos cada cierto tiempo. Es fundamental su limpieza por tres o cuatro veces al año, preferiblemente con la llegada de cada estación.

 

¿Cómo mantener en buen estado los herrajes?

Primero es importante conocer que son los herrajes, y son las varillas de metales que sostienen la tela del toldo. Por lo tanto, son fundamentales para la vida de un toldo y lamentablemente, con la lluvia ellos también se pueden deteriorar al tener oxido.

Sabiendo esto, debes evitar tener toldos mojados en casa y guardarlos automáticamente.