Si has invertido en un toldo, es probable que ya hayas pasado por varios cambios. Las telas que no son de calidad y no están pensadas para el intenso calor del verano se desintegran literalmente. Normalmente la mayoría son especiales para exteriores, pero cada cierto tiempo necesitan un cambio de lona de toldo, pero si se cuidan bien el cambio no será tan frecuente.

Cambio de lona de toldo: Hablemos sobre esta tela y su vida útil

Las telas que se utilizan para los toldos son telas de exterior son más gruesas y duraderas. Son resistentes a la decoloración y a las manchas, y aguantarán todo el calor que el sol pueda ofrecer. Con la limpieza y el cuidado adecuados, la tela durará generalmente de 5 a 15 años y muchos vendrán con una garantía, por lo que puedes hacerle cambio de lona de toldo fácilmente.

Signos que indican que es necesario hacer un cambio de lona de toldo

Signos que indican que es necesario hacer un cambio de lona de toldo A medida que tu toldo envejece, los signos reveladores de desgaste comenzarán a aparecer. Con suerte, cualquier daño que encuentres esté relacionado con la tela, ya que es la parte más fácil de reparar o la más barata de reemplazar. Si ves los siguientes síntomas, considera hacer un cambio de lona de toldo tú mismo o contratar a profesionales:

  • Cuando hay adelgazamiento visible o agujeros en la tela, ya que la señal más obvia de que tu tela necesita un poco de cuidado o reemplazo es un agujero visible.
  • Si hay decoloración extrema o manchas de sol, debido a que no todos los colores de telas para toldos se fabrican de la misma manera y algunos colores o patrones se decoloran más rápido.
  • Al notar daños físicos en la estructura del toldo, es posible que necesite un reemplazo.
  • Es posible que, si ves desgarros, rasgaduras, agujeros o algún otro daño visible en la tela del toldo, sea una señal de alerta para el reemplazo.
  • El crecimiento de moho u hongos en la tela generados por la exposición constante e implacable a los elementos del ambiente.

Una forma de verificar si hay puntos débiles en el techo del toldo es mirar hacia arriba a través del techo del toldo mientras el sol está sobre él y verificar si hay áreas visiblemente transparentes. Atacar estos puntos débiles con una capa adecuada de sellador o protector puede prolongar la vida útil de la tela y evitar la necesidad de un reemplazo inmediato.

Recuerda que, aunque tú puedes hacer el cambio, puede salir mucho más caro, por lo que contratar a un profesional cualificado te hará ahorrar mucho dinero y tener resultados de gran calidad.

¿Cómo evitar un cambio de lona de toldo muy frecuente?

La vida útil de un toldo dependerá de muchos factores, incluidos los materiales y la calidad, su entorno y la forma en que usa el toldo. En ese sentido, a continuación, te diremos algunos factores que puedes tener en cuenta a la hora de adquirir tu toldo de lona, y hacer que este te dure mucho más tiempo:

Compra toldos de calidad

Para nadie es un secreto que los toldos de calidad están hechos para durar, y muchas empresas de renombre respaldan sus productos con garantías.

Cambio de lona de toldo: Hablemos sobre esta tela y su vida útil

Protege tus toldos

No permitas que permanezcan hojas o nieve en tus toldos, ya que la humedad puede causar que se pudran. Durante los meses de invierno, retira y almacena tus toldos.

Almacena los toldos de manera segura

Asegúrate de que tus toldos estén alejados del polvo y de los cambios extremos de temperatura, especialmente cuando los vayas a guardar.

Enjuágalos con frecuencia

Enjuagar con una manguera al menos dos veces al mes eliminará escombros, arañas u otros insectos, antes de que causen daños a la tela.

Coloca el toldo correctamente

Mantén tu toldo lejos de áreas donde haya humo, calor, cloro u otros productos químicos, ya que pueden dañar la tela.

¿Cuándo realizar un cambio de lona de toldo?

Para finalizar, te queremos mencionar que la vida útil de tu toldo dependerá en gran medida de cómo se trate. Una vez al mes, inspecciona y limpia tu toldo. Esto contribuirá en gran medida a que se mantenga en buen estado durante mucho tiempo y así también podrás determinar cuándo necesitarás hacer un cambio de lona de toldo.