Frente a la intensa y larga ola de calor que vivimos los veranos en toda la península y que parece va a durar bastante, os dejamos algunos consejos que te ayudaran a mantener tus espacios frescos sin tener que estar todo el día enganchados al aire acondicionado, lo que repercute en el aumento de tu factura eléctrica y en más emisiones de CO2 a la atmósfera.

TRUCOS PARA TENER TUS ESPACIOS FRESCOS

Mantén tus espacios frescos

Aquí van nuestros consejos para mantener tus espacios frescos durante el verano:

 

Pon un toldo en tu vida

Las pérgolas y toldos utilizan tejidos de calidad que hacen la vida más confortable y que cuidan de nuestra salud y también nuestra economía.

Los toldos y screens reducen hasta 9ºC de temperatura, pudiendo aminorar entre el 30% y 50% del consumo eléctrico de una climatización, y hasta el 80 – 90% de la Radiación de Energía Solar Térmica que llega al interior de la vivienda

Pon un toldo en tu vida Además de en fachadas, es muy interesante utilizar este tipo de soluciones en patios, con opciones como los toldos palillería entre paredes, en las que el patio pasa a ser claramente un regulador térmico. Y es que la radiación solar se puede gestionar en los huecos verticales del edificio, fachada, con soluciones como Screen o toldos estor con cofre, pero también en patios, en espacios de cubierta con sistemas como el toldo plano y en exteriores con palillerías, con la pérgola bioclimática o telones cortavientos con cable que además aportan protección contra el viento y nos proporcionan espacios frescos en nuestro hogar.

Los sistemas de toldos instalados exentos o unidos a fachada, reducen también la radiación reflejada, ya que permiten generar sombra sobre el pavimento que refleja la radiación en dirección al interior a través de los acristalamientos. Esto permite regular una parte de la radiación que penetra en la estancia.

Otro aspecto importante a tener en cuenta para mantener nuestros espacios frescos es la ventilación o las vistas, a las que el usuario no suele querer renunciar. Los toldos verticales permiten bloquear la radiación solar a la vez que permitimos las vistas hacia el exterior cuando utilizamos tejidos técnicos en tonalidades oscuras.

 

El color de lonas influye en los espacios frescos

Como norma general, las tonalidades más oscuras como las negras, dejan pasar sólo aproximadamente un 4% de la radiación, y las claras como las blancas, un 21% . Por ejemplo, si instalamos un toldo marrón de lona acrílica podremos suprimir hasta un 80% de la radiación, mientras que con uno color claro, un 60%. Por lo que elegir un buen color para el toldo es importante para mantener nuestros espacios frescos.

 

Tejidos habituales y colocación

El color de lonas Ya sea desde el interior o el exterior podemos proteger nuestro hogar del sol para conseguir un ahorro energético, los mejores tejidos son tanto fibra de vidrio como poliéster porque ambos reducen la radiación solar. Si lo que queremos es conseguir un ahorro superior, nuestra recomendación es colocar cualquier elemento de protección solar hacia el exterior, preferiblemente colores oscuros, porque nos interesa absorber el mayor porcentaje de radiación solar;  y en el interior utilizar tejidos blancos o reflectantes de poliéster. Si ponemos un Screen en el exterior de la vivienda ya conseguimos una barrera al sol, porque lo hemos puesto por fuera de la ventana para que absorba los rayos del sol. Asimismo, si colocamos una cortina interior en colores claros conseguimos esa segunda barrera solar.

 

Ventilación de la estancia para mantener los espacios frescos

Recomendamos no olvidar la ventilación de la estancia para controlar los espacios frescos, así el calor no se acumula bajo el toldo, ni en las ventanas. Con dejar abierta la estancia durante 10-15 minutos por la mañanas basta para la renovación del aire. Lo ideal es hacerlo en las hora de menos sol. Tras esto bajar las persianas.

 

Separar el toldo de la fachada

Para evitar que el calor se acumule bajo el toldo, es importante mantener una distancia entre este y la fachada. Además, cuanta mayor distancia existe entre el toldo y la fachada, mayor protección se consigue, ya que la radiación que absorbe el tejido queda más lejos de la pared.

 

Buen uso de los elementos de protección solar Tejidos habituales y colocación

Utilizar adecuadamente los elementos de protección solar como persianas, cortinas y estores permite la reducción de entre el 30% y el 50% del consumo eléctrico en la climatización de las estancias, y mantiene nuestros espacios frescos. Con un solo movimiento tal que elevar o bajar una persiana puede modificarse la temperatura de la estancia en varios grados, y tener un mayor confort acústico, porque atenúa la entrada de ruidos desde el exterior. Bajar las persianas y estores durante las principales horas de sol, reduce notablemente la radiación solar. Por la noche, hacemos lo contrario, subir bien las persianas y estores y toldos, para conseguir corrientes de aire en el interior y favorecer la ventilación en verano.

 

Automatizar los elementos de protección solar

Optar por automatismos mejora la eficacia de estos elementos. Si no se está en casa en todo el día, la mejor opción es motorizar las persianas, estores o cortinas de interior y toldos, y así se podrá automatizar este proceso, incluso controlarlas desde cualquier lugar en que se esté. En las horas más potentes de sol, las persianas y los toldos se cierran automáticamente para mantener la casa aislada del calor exterior.

 

Así que ya sabes, si quieres mantener frescos tus espacios y no arruinarte con el recibo de la luz, contacta con una empresa especializada en toldos que pueda asesorarte y después pon en práctica todos estos trucos para llevarlo a cabo de una forma correcta.