Cuando llega la época de verano es normal que las personas quieran proteger la fachada del hogar o de cualquier área comercial de las inclemencias de los rayos solares. Para ello, es posible utilizar los toldos de fachada, los cuales te proveerán de sombra y muchos más beneficios, gracias a la gran variedad de modelos y estructuras que se pueden fabricar en la actualidad. Más detalles sobre el tema, los encontrarás a continuación.

¿Qué son los toldos de fachada?

Se distinguen como toldos de fachada aquellas estructuras que pueden ser fabricadas a medida que se consideran una adecuada solución para proteger las terrazas, las ventanas, las puertas, los balcones y los frentes de las construcciones de las fuertes incidencias de los rayos UV. En todo caso, la calidad de la protección dependerá de la elección del tipo de lona que el usuario desee disponer.

¿Cuáles son los mejores toldos de fachada que puedes encontrar?

¿Cuáles son los mejores toldos de fachada que puedes encontrar?

Además de proporcionar un producto de calidad que te garantizará una sombra adecuada, debes tener en cuenta que los toldos de fachada, tienen la habilidad de proveerte un sistema que puedes combinar con los demás espacios del hogar o establecimiento comercial. Además de ello, puedes implementar un sistema manual o motorizado para el despliegue, en caso que no quieras un toldo fijo. Los mejores del mercado son:

1.      Toldo Cofre

El toldo cofre es considerado como uno de los sistemas más implementados en este mercado, ya que, una de las grandes ventajas es que cuando no se quiere utilizar, la lona puede quedar completamente protegida en un mecanismo que la enrolla y la resguarda de los cambios climáticos. De esta manera, la lona y los brazos que lo extienden estarán resguardados del polvo y cualquier agente contaminante.

2.      Toldo Brazo Articulado

Con unas características muy similares al toldo cofre, este es un sistema que permite ser instalado en las fachadas, pero con la particularidad de que el usuario puede regular la inclinación del mismo. Consiguiendo así, bajarlo o subirlo en el momento en que los rayos solares así se lo indiquen. Otra de las particularidades es que este toldo te permite cubrir grandes áreas.

3.      Toldo Punto Recto

Los toldos de punto recto también son una buena alternativa para el área de las fachadas, ya que, se caracterizan por tener un tubo que se conecta de manera directa con uno de los extremos de la lona. Permitiendo realizar una inclinación en la lona, que garantiza mucha más sombra. Lo mejor de todo es que, se puede fabricar con un sistema que también enrolle la lona cuando ya no se quiere utilizar.

¿Qué son los toldos de fachada?

4.      Toldo Monobloc

Una de las particularidades de este tipo de toldo es que, los brazos de articulación que ayudan a extender la lona, permiten que este pueda quedar de las dimensiones que la persona lo deseen. Ya que, el tejido sale de un riel en el que se encuentra enrollada y se va estirando a la capacidad que le proporcione los brazos de la estructura del toldo.

5.      Toldo Capota

Otro de los modelos de toldos de fachada que atrae bastante la atención son las capotas. No obstante, se conoce como una estructura que queda fija y eventualmente es utilizada para los establecimientos comerciales con publicidad. La idea principal de este toldo, es proveer sombra en la entrada de una puerta o ventana.

Como puedes ver, hoy en día son diversos los modelos de toldos de fachada que ofrecen las empresas comerciales de estos temas. Lo esencial es determinar la finalidad que se le desea dar, para que tengas la accesibilidad de elegir el modelo.

¿Qué tener en cuenta al elegir un toldo de fachada?

Toldos de fachadaCuando decidas acondicionar tus fachadas con la estructura de un toldo, lo primero que debes considerar es la responsabilidad de la empresa que contrates. Posteriormente, es necesario que selecciones materiales de calidad para la estructura, como el acero inoxidable o el aluminio.

Asimismo, es importante que el tejido de la lona sea apto para las condiciones climáticas a las que será expuesta. Recuerda que muchas telas no se deben exponer a la lluvia o a las fuertes corrientes de viento. Solicita la asesoría de los profesionales y estamos seguros que todo quedará como lo esperabas.