Entender qué tipo de toldo es el ideal para tus necesidades es a veces difícil y con más razón, cuando hay tanta variación. Uno de ellos es el toldo vertical guiado, que permite un fácil desplazamiento gracias a su soporte guiado por cables de acero.

Una de las características de este tipo de toldo es que tiene la posibilidad de tener un sistema motorizado, y también una manivela manual. Además, es una cubierta que permite dar un efecto decorativo a cualquier área donde lo quieras ubicar.

Un toldo vertical guiado es ajustable a la altura que deseas y se adapta a cualquier espacio exterior bien sea un jardín, patio, etc., para generar sombra y frescura.

Si deseas proteger directamente de los rayos provenientes de sol, este tipo de toldo puede ser el ideal para ti, ya que, permite cerrar el espacio que tu desees.

 

Un toldo vertical guiado para separar ambientes

Toldo vertical guiadoLos toldos verticales son una gran opción para decorar o darle un toque minimalista a tu jardín o tarraza, porque además de que ayuda a proteger tu área, las telas con que se hacen estos toldos son bastante dinámicas.

Puedes encontrar diferentes temáticas, texturas o colores, que se adapten a tu gusto y que obviamente, combine con el lugar que quieras ubicarlo.

Otra razón muy común porque la gente adquiere este tipo de toldos, es porque permite darte privacidad en cualquier espacio de la casa. Es decir, si tienes alguna reunión con tus amigos, no tendrás problema alguno si deseas separar el ambiente de afuera con el de adentro de la casa.

 

¿Por qué elegir un toldo vertical guiado?

Aunque puede parecer una decisión fácil, no lo es. Pero, si deseas algo simple para resguardarte de los rayos del sol o proteger tu terraza, jardín o patio, un toldo vertical es tu opción mas acertada.

Este tipo de toldo, puede darle un toque distinto a tu casa ya que, permite cubrir ventanas, puertas de cristal o también, puedes cerrar un espacio. Del mismo modo, decorar tu casa con toldos de diferentes colores y motivos.

Otra razón valida para tener un toldo vertical en casa, es que te permite ahorrar un poco tus gastos relacionados con la luz. Con este tipo de toldos, te hace sentir que el aire acondicionado este prendido pues, permite el paso del viento sin ningún problema.

 

Ventajas de los toldos verticales

Aunque ya sabemos algunas de sus características principales de este tipo de toldos, aquí te mostramos cuales son sus principales ventajas:

  • Tiene variabilidad de modelos y cada uno, tiene un sistema de enganche diferente y puede hacerse con diferentes tipos de materiales.
  • Son un gran aliado para protegerte del sol, viento o lluvias, incluso, si hay tormentas.
  • Gracias a ellos, los exteriores pueden tener otro estilo y pueden ser aprovechados en las diferentes estaciones del año.
  • Estos toldos tienen cables a los laterales, que hacen que la tela se mantenga tensa en cualquier situación de tormenta o vientos fuertes.
  • Mantienen la temperatura del espacio donde este, es decir, nunca con un toldo vertical sentirás calor o frio muy intenso.
  • Es tanto manual, como motorizado. Puedes darle el movimiento que desees, con un control.
  • A diferencia de los toldos tradicionales, estos suelen ser más resistentes por estar más expuestos al aire libre. Mayormente, están hechos telas acrílicas y poliéster, las cuales son resistentes a la decoloración solar.

Estructura de un toldo vertical guiado

Este tipo de toldo, está guiado con un cable lo que hace que su sistema sea bastante práctico y adaptable a cualquier espacio, como factor decorativo. Generalmente, estas guías son cable de aceros, que facilitan el desplazamiento del toldo de extremo a extremo.

El accionamiento de un toldo vertical guiado, se da mediante una manivela o con un control a distancia, lo que le da su acción motorizada. Además, algunos tienen ciertos sensores de viento, sol y lluvia, lo que permite proteger el área de estos incidentes del clima.

 

Diferencia entre toldos verticales y tradicionales

Existen diferencias entre persianas o cortinas, entre los toldos verticales. Y es que, las primeras suelen usarse mas en espacios interiores mientras que un toldo vertical, gracias a su anatomía se usa para espacios en exteriores. Aunque también, puede utilizarse en espacios interiores.